Tamaleras y camotes! Causa de la contaminación

OPINIÓN

*JAVIER LÓPEZ GONZALEZ 

En éste desorden que vive la Ciudad de México y el País , surgen nuevas tesis sobre el fenómeno de la contaminación, yo estoy convencido de que los responsables directos son las tamaleras y los vendedores de camotes que en cada cuadra de la ciudad tienen sus anafres y con ello incrementan la polución sin que hasta el momento haya un pronunciamiento sobre el particular, por parte de los Secretarios de SEMARNAT, Economía y los titulares del Medio Ambiente de la Zona Metropolitana , en este contexto hay que sumarle la circunstancia que la industria del tamal contribuye a la obesidad de los mexicanos, dado que no solo venden el clásico tamales de dulce, rajas, mole, o bien los dorados , sino que son aderezados con un bolillo creando una gran torta para que “amarre” o llamado amablemente “Guajolo-Combo”, sin faltar el atole para cumplir así con el cometido del desayuno, o merienda de amplios sectores de la población laboral.

Pero la contaminación también está ligada a personajes que han estado al frente de la Ciudad de México, uno de ellos es el “Adventista del séptimo día” Andrés Manuel López Obrador, que fue determinante en el incremento de la contaminación ya que construyó para la “Mafia del poder” los segundos pisos con un valor superior a los 5mil 500 millones de pesos, otro ángulo de su accionar fue su parada en la avenida Reforma en donde se registraron pérdidas de más de cinco mil millones de pesos, afectando además el empleo en la zona , la circulación vehicular, el turismo, comercio y la industria, estrangulando el centro financiero del país.

Durante sus periodos se registraron cientos de muertes por el fenómeno de la contaminación, se construyeron más de 39 kilómetros de ejes viales y segundos pisos, incrementándose 119% el parque vehicular. Que hoy rebasa los cinco millones de automotores.

Hasta el momento la Comisión Ambiental de la Megalópolis ha decretado 8 veces la fase 1, creando diversos efectos en la industria y el comercio, cabe recordar que del parque vehicular de la Ciudad de México el 75 por ciento son vehículos del servicio público, 12 por ciento son particulares y el resto corresponde a la industria, el comercio y los políticos, además del parque vehicular del Gobiernos Federal y Capitalino.

Otro elemento en este problema es el hecho de que el 40 por ciento de contaminantes provienen de la industria, focalizada en la zona metropolitana, en fin que el desorden “Sigue y sigue” , y el problema de Salud Pública aumenta.

En este contexto la contaminación alcanzó a personajes que aspiran a la Presidencia de la República del Estado de México el “Doc” Eruviel Ávila, Miguel Ángel Mancera y de seguir las cosas puede alcanzar a Andrés Manuel López Obrador, que seguro está pensando para su campaña junto con Martí Batres su popular “Leche Betty, la que está enriquecida con heces fecales”, a diferencia del “Gorgojo” que tanto está ponderado, lo que prueba que la “historia no da saltos”.