El extraño traslado del ‘Chapo’ Guzmán

CIUDAD DE MÉXICO, 9 de mayo, (RADIO NET MÉXICO / MENSAJE POLÍTICO / CÍRCULO DIGITAL).—El líder narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, que en dos ocasiones se fugó de dos prisiones de máxima seguridad y lucha para no ser extraditado a Estados Unidos, fue repentinamente trasladado el sábado a una cárcel cercana a la frontera con Texas.

El capo del cártel de Sinaloa fue enviado de la prisión de máxima seguridad del Altiplano, cerca de la Ciudad deMéxico, a una cárcel en Ciudad Juárez, fronteriza con El Paso, Texas, informaron las autoridades federales.

No hay indicios de que el traslado sea una señal de que el proceso de extradición esté por concluir y, aunque el gobierno aseguró que se debió a obras para reforzar la seguridad del Altiplano —según indicó la Secretaría de Gobernación (Segob) en un comunicado– al menos un experto consideró que también podría ser una reacción ante temores de un nuevo intento de escape de Guzmán. Él ya se había escapado de allí en julio de 2015.

El analista en materia de seguridad Alejandro Hope dijo que es creíble que Guzmán Loera haya sido trasladado mientras se refuerzan las medidas de protección en el Altiplano, aunque también consideró que es posible que las autoridades teman la posibilidad de otro intento de escape.

“Cuanto más permanezca en una sola prisión, en una sola celda, son mayores las posibilidades de que reconstruya las condiciones que llevaron a su escape”, dijo Hope a la AP. “Así que esto también podría ser un intento deliberado de desestabilizar cualquiera de esos planes”.

El experto dudó que el traslado tenga algo que ver con preparativos para su extradición, porque dijo que sería mucho más sencillo enviarlo en un avión desde la Ciudad de México que en Juárez. Añadió que el Cefereso 9 es una de las cárceles federales más nuevas, construida aproximadamente en los últimos cinco años.

“El entorno es de riesgo porque ‘El Chapo’ sin duda tiene mucha gente en Ciudad Juárez, por lo cual parece una opción relativamente extraña”, dijo Hope. “Es posible que otras alternativas no fueran mejores, cualquiera que sea su objetivo”.

La defensa del barón de las drogas, recapturado en enero, ha interpuesto múltiples apelaciones para que su cliente no sea enviado a territorio estadounidense, mientras que las autoridades mexicanas han dicho que el envío del capo al país vecino del norte podría demorar hasta un año.

La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) señaló poco antes que la transferencia se efectuó de acuerdo con los protocolos de seguridad, y que ha trasladado a más de 7 mil 400 reos de una prisión a otra como parte de una estrategia implementada en septiembre pasado.

Michael Vigil, exdirector de operaciones internacional para la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés), señaló que Guzmán fue trasladado debido a preocupaciones de seguridad.

Vigil, que dijo había sido informado por autoridades mexicanas, no especificó en qué consisten dichos temores, ni indicó si los funcionarios de México tenían información sobre nuevas conspiraciones para escapar. Tampoco dio datos específicos sobre las autoridades con las que habló.

José Refugio Rodríguez, abogado de Guzmán, confirmó que su cliente fue enviado al penal en Juárez. Agregó que el equipo de abogados del capo no fue notificado de antemano del traslado, y uno de sus abogados viajaba a Ciudad Juárez para reunirse con su cliente.

“No sé cuál sea la estrategia”, dijo Refugio a The Associated Press. “Yo no puedo decir lo que el gobierno está pensando”.

Confirmó que los abogados de Guzmán aún intentan impedir que sea extraditado. El narcotraficante enfrenta acusaciones de siete fiscalías federales en Estados Unidos, incluidas las de Chicago, Nueva York, Miami y San Diego.