Senadores llaman a redoblar esfuerzos contra tala clandestina

MÉXICO, 24 DE ABRIL (CÍRCULO DIGITAL).- El Senado de la República pidió al titular de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente que, en coordinación con las fuerzas de seguridad pública de los distintos órdenes de gobierno, redoble los esfuerzos para disminuir e inhibir la tala clandestina de bosques y selvas de México.

También solicitó al titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales que actualice el Padrón de los Centros de Almacenamiento y Transformación de Materias Primas Forestales, a fin de fortalecer las acciones de inspección y vigilancia para la protección y la cobertura forestal del país.

Los senadores destacaron en el dictamen que la Semarnat, a través de la Profepa, definió 108 zonas críticas forestales, donde operan con frecuencia bandas organizadas, con equipos de radiocomunicación y armas de fuego y que además están asociadas con otro tipo de delitos como robo de vehículos y secuestros.

Mencionaron que las principales actividades ilícitas son el cambio de uso de suelo, incendios, prácticas de extracción no controlada, aprovechamiento ilegal de productos forestales no maderables, falta de seguridad en la tenencia de la tierra y tala ilegal.

Ante tal escenario, comentaron, la Profepa lleva a cabo acciones de inspección y vigilancia para proteger y preservar el medio ambiente y los recursos naturales. Además, se ha coordinado de forma efectiva con diversas dependencias para la protección de nuestra cubierta forestal.

Un ejemplo de ello, menciona el documento aprobado, es el Operativo Forestal Frontera Sur, con el que se realizan acciones operativas simultáneas de inspección y vigilancia en Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán.

“Si bien es cierto, los resultados son alentadores y resulta oportuno hacerles un reconocimiento merecido por la protección de nuestros bosques y selvas, también es necesario reforzar esfuerzos para proteger el capital natural de México”, asentaron.

Entre otros datos, los senadores refirieron que México es el cuarto país con mayor biodiversidad en el mundo, considerando la amplia variedad de climas, condiciones topográficas y ecosistemas.

Cuenta con 138 millones de hectáreas de vegetación forestal equivalentes a 70 por ciento del territorio nacional.

De esta superficie, 64.8 millones de hectáreas corresponden a bosques y selvas, en donde habitan aproximadamente 11 millones de personas que dependen de esos recursos forestales para satisfacer sus necesidades económicas, sociales, culturales y ambientales.