Planean conectar Tren México-Toluca con nuevo aeropuerto

CIUDAD DE MÉXICO, 15 de abril, (CDMX / CÍRCULO DIGITAL).–La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) anunció que se analiza que el tren interurbano México-Toluca conecte con el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

El titular de la dependencia, Gerardo Ruiz Esparza, detalló que esta conexión sería en la estación del Metro Observatorio hacia la de Buenavista del Tren Suburbano, para que de este punto un tren urbano traslade a los usuarios hasta el nuevo aeropuerto.

“Un proyecto que sin duda le va a dar una potencialidad muy grande al tren y al aeropuerto para que como en países avanzados las personas en lugar de irse en vehículo puedan tener un transporte moderno, digno, rápido y seguro”, dijo.

Durante la presentación de la maqueta de este proyecto, el director de Transporte Ferroviario y Multimodal de la SCT, Guillermo Nevárez Elizondo, explicó que ya se le solicitó a CAF, empresa que construye los carros, que se le agreguen a estos maleteros, independientemente a los que se encontrarán en las puertas.

Precisó que los convoyes cuentan con los más altos estándares en tecnología para los asientos, mientras que la cabina cuenta con tres pantallas para gestión de tráfico, cosmos (averías) y la del circuito cerrado, además de todos los elementos necesarios para su conducción.

Ruiz Esparza puntualizó que para esta conexión se estarían usando las vías férreas que existen en Buenavista y que son propiedad del gobierno y que ahora están ocupadas para otro fin, por lo que se encuentran analizando el proyecto que es muy factible de realizar.

“Estamos trabajando en un tren de carga para ayudar a mover los materiales del aeropuerto y en unos cuatro meses está en funcionamiento, misma vía que podría utilizar un tren urbano para llevar a las personas desde Buenavista hasta el nuevo aeropuerto y así unir a los aeropuertos de México y Toluca”.

El funcionario señaló que de realizarse este proyecto, será financiado con los recursos del nuevo aeropuerto, así como la bursatilización de recursos, “creo que no debe ser un problema mayor”.

En tanto, el gobernador de la entidad, Eruviel Ávila, declaró que este proyecto será un transporte seguro, ecológico y se logrará una mejor calidad de vida, así como que va a incentivar la inversión en el estado.

En su oportunidad, el titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Enrique Ochoa, comentó que el tren contribuirá a dar una solución de largo plazo a los problemas de contaminación, ya que al utilizarlo se dejarán de emitir más de 28 mil toneladas de bióxido de carbono, así como la afluencia entre ambas entidades.

Recordó que el organismo contribuyó con el derecho de vía en unos de los tramos, donde se procedió a reubicar las torres de electricidad sin afectar el suministro, además de que proporcionará el servicio de este insumo al tren.

Ochoa Reza puntualizó que la empresa acordó con la SCT que el Tren Interurbano utilice el derecho de vía con el que cuenta la CFE en el camellón de la Avenida Las Torres, Boulevard Lázaro Cárdenas, en Toluca.

En este camellón, abundó, la empresa productiva del Estado tiene torres de transmisión que permiten llevar energía eléctrica al Estado de México, por lo que está reubicando la infraestructura para que el suministro se mantenga de manera constante y se puedan llevar a cabo las obras.

Asimismo, Ochoa Reza señaló que la CFE también contribuye con la energía eléctrica necesaria para el funcionamiento del tren.

El proyecto, cuya inversión será de 44 mil millones de pesos tiene un avance de 29 por ciento y consta de dos terminales: Zinacantepec, en el Estado de México y Observatorio, en la Ciudad de México.

A ello se suman cuatro estaciones intermedias, terminal de autobuses a la altura de la avenida Pino Suárez, Tecnológico (Metepec), Lerma y Santa Fe.

El tren realizará el trayecto de 58 kilómetros en 39 minutos a una velocidad de 160 kilómetros por hora, y se espera una afluencia inicial de 230 mil pasajeros.

Estos se atenderían a través de 30 trenes con capacidad de 719 usuarios y la tarifa se ubicaría entre 40 y 70 pesos, aunque pudiera subir una vez que comience a operar.

De igual manera, Ruiz Esparza mencionó que en el Estado de México se invertirán 230 millones de pesos en diversas obras, así como que la autopista La Marquesa-Lerma tendrá una segunda etapa para ampliarse a Las Torres y Paseo Tollocán.